La Historia de la Cocina – Galletitas con Chips de Chocolate

Cocinando con Historia

De las cosas que más me gustan de mi profesión es el contacto con la gente…

Y cuando puedo, es lo que trato de hacer.

Estos días pasados y como desde hace varios ya, en un complejo de verano, estoy al frente de un restaurant, y si bien a la clientela la conozco en su mayoría, hay gente que la veo por primera vez.

Este fue el caso de una pareja de gente muy mayor… que pidió una mesa para cenar… “afuera, pero al reparito, ya estoy vieja!” expreso con risueña voz la señora.

Una vez en su lugar, les ofrezco la carta y le sugiero algunos de los mejores platos del chef…

“Queremos comer rico porque hoy estamos de festejo!” me comentaron, y al mostrarme interesado, siguieron… “Hace 2 años esta Srta., se casó conmigo”

Luego de las felicitaciones pertinentes, siguieron contándome, que si bien se conocían de toda la vida y habían sido novios allá en su primera juventud, se habían peleado y cada uno siguió su vida, pero nunca se olvidaron… ni tampoco, formalizaron con nadie más…

Hace un tiempo, se reencontraron y decidieron enmendar ese error que hace tantos años los había separado…

Luego de tomarles el pedido, pase largo rato observándolos… En todo momento, el uno estaba pendiente del otro, se miraban como descubriéndose…

Sin querer, recordé otro momento donde con curiosidad le pregunte a mi abuela si no estaba cansada del nono… este, muy Vasco Francés, tenía un carácter difícil e intenso… y si bien a sus nietos les perdonaba casi todo, muchas veces lo sentía discutir con su mujer.

En esa ocasión, ante mi pregunta, la respuesta fue concisa… “No… nunca me voy a cansar… lo elegí para toda la vida… y si bien, hay veces que me enoja… yo siempre voy a cumplir mi promesa!”

Eran otros tiempos, donde la lealtad y el compromiso se priorizaban.

Quizás ahora, el colectiva feminista, me dijera que era sometimiento patriarcal… bueno, yo pienso que solo era una forma de vida, donde todo, ya sean cosas materiales o sentimentales le daban importancia. Cuando algo se rompía, se lo arreglaba, o se le daba otro uso… pero nunca se lo desechaba…

La olla que se había pinchado, se convertía en una hermosa maceta!

El cocinero francés Paul Bocuse, conocido como el padre de la “Nouvelle cuisine”, considerado el mejor Cocinero del siglo, por la excelentísima Culinary Institute of America, al momento de recibir uno de tantos premios, considero, que “las mejores recetas son aquellas que se reinventan a través de un fallido.”

¡Qué gran enseñanza! Quizás la frase más certera que define con precisión la esencia de la cocina.

Pero claro, esto no es nuevo. En el año 1930, un día frio del mes de febrero, Ruth Wakefield se hallaba sola en su pequeño negocio, en Ohio, EEUU.

Ese año en especial, había habido pocos clientes y las cosas no se hallaban muy bien.

Pero el pedido de unas galletas de chocolate, famosas en toda la ciudad, alegró y mucho a la cocinera.

Sin perder tiempo, preparó los ingredientes… (los pocos que aún conservaba en la alacena) y comenzó el amasijo. Sin embargo terminada la masa, se dio cuenta que no tenía chocolate en polvo para darle el color y sabor que le habían solicitado.

Lo único que encontró fue un trozo de chocolate para taza en tableta de la marca “Nestlé”.

Sin más opción lo trozó y se lo agregó a la masa, rezando para que al fundirse por efecto del calor, quedaran tal cual las lograba con el polvo.

Sin embargo esto no sucedió, y con desesperación vio estas pecosas galletas de mantequilla blanca.

Sin posibilidad de tiempo o de medios para rehacer la receta, entregó su producción.

El fracaso resulto un éxito. Tanto, que largas colas de clientes desesperados por adquirir algunas de estas delicias, posicionó a la su pequeña pastelería, como una de las mejores de todo el país.

Tanto fue y es su fama, que las Galletitas con chips de chocolate son consideradas las de mayor consumo en todo el mundo.

Un error, que llevo al éxito. Tal cual la pelea de estos antiguos amantes, que al final de sus vidas, decidieron volver a empezar…

Galletitas de Chip de chocolate (receta original)

Ingredientes

  • 1 huevo
  • 125 gramos de Manteca
  • 1 taza de azúcar mascavo
  • 1 pizca de polvo para hornear
  • sal
  • 1 taza de harina
  • 1 taza de chispas de chocolate

Preparación

  1. Bate el huevo y el azúcar hasta lograr una consistencia espumosa y espesa.
  2. Derrite la manteca en una sartén, una vez derretida incorpórala con la mezcla del huevo y el azúcar. Bate nuevamente.
  3. Agrega el harina, una pizca de sal y las chispas de chocolate. Mezcla hasta incorporar todos los ingredientes.
  4. Coloca sobre una placa para hornear forrada con papel encerado, cucharadas de la masa formando las galletas.
  5. Hornea durante 10 minutos a 180 grados centígrados

Dejá tu Comentario