No Queremos Pensar Mal

Editorial

No está bueno desconfiar. A nadie le gusta desconfiar. Pero hay algo que huele feo en la empresa de recolección de residuos y dudamos que sean sólo los camiones.

Basta solamente con analizar en el contexto que se da la salida de Ernesto Aguirre de la SAPEM Ambiental, para entender que el argumento de “cuestiones personales” es, al menos, dudoso.

Es que hace unos meses que surgió la propuesta del ejecutivo municipal de volver a privatizar el servicio de recolección de residuos, abriendo la licitación luego del vencimiento del contrato con la actual prestadora que cuenta con participación mayoritaria del Municipio.

Esta propuesta generó revuelo en varios ámbitos de la ciudad ya que, a diferencia de la otra SAPEM que tiene el municipio (Transporte), en ésta el servicio funciona y los papeles se encuentran en orden. Lo que llevó a la inminente pregunta ¿Cuáles son los motivos para tomar esta decisión?

Tras un tibio respaldo a la decisión tomada, días atrás la jefatura de gabinete informa que, finalmente se le extendería el contrato por un año a la actual prestadora del servicio, sin avanzar con lo anunciado hasta no lograr los consensos necesarios.

En este contexto, el actual presidente, comunica que renuncia aduciendo cuestiones personales.

Los interrogantes que se abren son muchos y diversos. ¿Por qué querría el municipio abandonar la prestación de un servicio que está funcionando bien (finalmente) y con costos razonables?

Hoy cuando la excepción es que una empresa estatal (99% es del municipio) no sirva de caja recaudatoria paralela del gobierno de turno con balances difíciles de sostener, el Municipio de Bahía Blanca la tiene y ¿la quiere dejar ir?

Sería importante que el Gobierno Municipal explique de qué se trata todo esto, simplemente para saber cómo piensan disponer de los fondos públicos.

No queremos pensar que se busca realizar un negociado para beneficiar a particulares involucrados con el poder local.

No queremos pensar en que se vienen las elecciones legislativas y siempre es bueno tener dinero en las arcas.

No queremos pensar mal…

Dejá tu Comentario

1 comentario sobre «No Queremos Pensar Mal»

Los comentarios están cerrados.